EL AMANECER DE LA POESIA DE EURIDICE CANOVA Y SABRA
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

LA DIVINA COMEDIA:EL PARAÍSO: CANTO IV

Ir abajo

LA DIVINA COMEDIA:EL PARAÍSO: CANTO IV Empty LA DIVINA COMEDIA:EL PARAÍSO: CANTO IV

Mensaje por Marcela Noemí Silva Lun Jun 30, 2014 2:17 am

LA DIVINA COMEDIA:EL PARAÍSO: CANTO IV Divina10



LA DIVINA COMEDIA:EL PARAÍSO: CANTO IV



Canto IV

Ante dos viandas, distantes y atrayentes
por igual, primero moriría de hambre,
un hombre libre antes que a una hincase el diente;

así se estaría un cordero entre dos hambres
de fieros lobos, igualmente temiendo;
así se estaría un perro entre dos gamos:

por lo que, si callaba, no me reprendo,
de mis dudas por igual en suspenso,
pues era inevitable, ni me enaltezco.

Yo me callaba, mas mi deseo pintado
estaba en mi rostro, y su reclamo de ello,
más fuerte era que si en palabras descrito.

Hizo Beatriz como hizo Daniel,
a Nabucodonosor librando de la ira,
que contra justicia lo hizo cruel;

y dijo: Veo bien como te tiran
uno y otro deseo, pues lo que procuras
tan atado está que afuera no se espira.

Tú argumentas: Si el buen querer dura,
la violencia ajena ¿por qué razón
del mérito merma la mesura?

Más todavía de dudar te da razón
el parecer de que las almas van a las estrellas
conforme la sentencia de Platón.

Estas son las razones que tu querer
persigue de igual manera; pero primero
trataré de la que más tiene de cruel.

De los Serafines aquel que más se endiosa,
Moisés, Samuel, y aquel Juan,
el que tomar quisieras, digo, y aún María,

no tienen en otro cielo sus sitiales
que estos espíritus que ahora viste,
ni han de permanecer más o menos años;

mas todos embellecen el primer giro,
y diferentemente gozan de dulce vida
por sentir más o menos el eterno espiro.

Aquí se mostraron, no porque sorteada
les fuera a ellos esta esfera, mas para señalar
la celestial que menor tiene subida.

Así hay que hablarle a vuestro ingenio,
ya que sólo de lo que siente aprende
lo que después crea entendimiento digno.

Por ello la Escritura condesciende
a vuestra facultad, y pies y manos
atribuye a Dios y otra cosa pretende;

y la Santa Iglesia con aspecto humano
a Gabriel y a Miguel os representa,
y al otro que a Tobías dejó sano.

Lo que el Timea de las almas argumenta
no es de la forma como aquí se ve,
pues tal como lo dice, parece que lo sienta.

Dice que el alma a su estrella retorna,
creyendo que le ha sido establecida
cuando la natura por forma la dio;

y quizá su sentencia es de otra guisa
que la voz tal vez no lo suena, y así tal vez
su intención no fuera ridícula.

Si pretende devolver a estas ruedas
el honor de la influencia y el reproche, tal vez
en alguna verdad su arco acierta.

Este principio, mal entendido, desvió
ya casi a todo el mundo, de modo que a Jove,
Mercurio y Marte a invocar fueron.

La otra cuestión que te conmueve
menos veneno tiene, pues su malicia
no podría alejarte de mí a otro espacio.

Que parezca injusta nuestra justicia
a los mortales ojos, es argumento
de fe y no de herética nequicia.

Mas para que pueda vuestro discernimiento
penetrar bien esta verdad
como deseas, te dejaré contento.

Si la violencia es cuando el que padece
en nada asiste a aquel que fuerza,
no estarían estas almas excusadas;

porque la voluntad, si no quiere, no se aquieta,
mas hace como la naturaleza del fuego,
aunque mil veces una violencia lo tuerce.

Porque si ella se pliega mucho o poco,
sigue a la fuerza; y así éstas hicieron,
pudiendo retornar al santo coto.

Si hubiera sido su querer entero,
como el de Lorenzo fue sobre las barras
y como hizo Mucio con su mano severo,

así se habrían vuelto por la estrada
de donde vinieran, cuando estuvieron sueltas,
pero una voluntad tan firme es demasiado rara.

Y por estas palabras, si las recibiste
como es debido, se destruye el argumenta,
que te había molestado ya muchas veces.

Pero ahora se te atraviesa otro caso
ante los ojos, del cual por ti mismo
no te saldrías, antes te habrías cansado.

Yo por cierto en la mente te he metido
que un alma beato no podría mentir,
porque está siempre junto a la verdad primera;

y luego pudiste oír de Piccarda
que Constanza el afecto mantuvo al velo;
por lo que parece que me contradice.

Muchas veces ya, hermano, adviene
que, por huir de un peligro, contra lo grato
se hace aquello que hacer no se debe;

como Alcmeón, que, rogado
por su padre, mató a la propia madre;
por no faltar a la piedad, fue despiadado.

En este punto quiero que pienses
que la fuerza con el querer se mezcla, y obran
de modo que excusar no se pueden las ofensas.

La voluntad absoluta no consiente el daño;
mas consiente en tanto cuanto teme,
si se retrae, caer en mayor apremio.

Por eso, cuando Piccarda dijo aquello
se refirió a la voluntad absoluta, y yo
a la otra; y así ambas la verdad dijimos.

Tal fue el ondular del santo río nacido
de la fuente de donde toda verdad deriva;
así puso en calma el uno y el otro deseo mío.

¡Oh amada del primer amante, oh divina!
dije enseguida, cuyo parlar me inunda
y escalda tanto que más y más me aviva,

no es mi devoción tan profunda
que baste a devolveros gracia por gracia:
mas aquel que ve y que puede a esto responda.

Bien veo que ya nunca más se sacia
nuestro intelecto, si la verdad no lo ilustra
fuera de la cual ninguna verdad se enancha.

Aquiétase en ella, como fiera en su guarida,
en cuanto junto la tiene; y unírsele puede:
de lo contrario, todo deseo sería vano.

Nace entonces, a guisa de retoño,
al pie de la verdad, la duda; y es natura
que a la cumbre nos lleve de loma en loma.

Esto me invita, esto me asegura
con reverencia, señora, a demandaros
de otra verdad que me es oscura.

Quiero saber si el hombre puede satisfacer
los votos faltos con otros bienes,
que a vuestro criterio no sean parvos.

Beatriz me miró con ojos llenos
de chispas de amor tan divinas
que, vencida, mi virtud se vio perdida,

y casi me perdí con los ojos bajos.


Dante Alighieri


Marcela Noemí Silva
Marcela Noemí Silva
Admin

Cantidad de envíos : 2610
Puntos : 51728
Fecha de inscripción : 26/06/2009

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.