EL AMANECER DE LA POESIA DE EURIDICE CANOVA Y SABRA
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

LA DÉCIMA O ESPINELA

Ir abajo

LA DÉCIMA O ESPINELA Empty LA DÉCIMA O ESPINELA

Mensaje por sabra Dom Sep 30, 2012 11:57 am

LA DÉCIMA



Es la expresión poética de diez versos octosílabos cuya combinación es: a b b a a c c d d c (décima espinela) y se le atribuye su invención a Vicente Espinel, pero se han encontrado otros esquemas utilizados antes de Espinel: a a b b b a a c c a, a b b a a c c c c a, a b a a b b c c a a, a b b b a a c c c a, a b b a c d e c d e, a b b a c c d c c d, a b a b c c d c c d, a b c a b c d e e d, a b c a b c d e d e, a b b a a c a c c a, a b b c a a c c b b, a b b c a a c c b b.

Investigaciones realizadas por profesionales, nos dicen que la décima ya existía antes de Espinel; fue Lope de Vega, su libro LA CIRCE (que data de mil seiscientos veinticuatro) quien creó el nombre de Espinela.


TIPOS DE DÉCIMA:



DÉCIMAS LIBRES: Es aquella en la versicación de sus párrafos o pies (como se les llama en Venezuela) se presenta en forma libre; es decir, el asunto de cada uno de ellos se resuelve en diez versos, en forma independiente. Además, este tipo de décima no se limita a cuatro pies (párrafos) como sucede en la glosa, sino que se puede crear un número ilimitado de estos.

I
Noche sin luna de enero,
sombra de fiera pantera,
al talle la cabellera,
ébano su cuerpo entero.
Venus en busca de Eros
que en un voraz torbellino,
me conduce por caminos
de plena concupiscencia,
sintiendo las prominencias
de ese universo divino.
II
Lluvia copiosa nos moja
y nuestros cuerpos sin veste,
vibran en la unión silvestre
danzando sobre las hojas.
De celos la rosa roja
se ha marchitado en tu faz,
en un destello falaz
miro apenas tu figura,
al palparte con dulzura
en esta noche fugaz.
III
Loca, pantera furiosa,
Afrodita del vergel,
ven, cabalga en el corcel
y ve a los cielos cual Diosa.
Pentesilea poderosa
haz mitología este amor;
hoy nos consuma el rubor,
viertan lava las cavernas,
mujer de virtud eterna
de destellante fulgor.
IV
Envaina el sable guerrera,
cuando penetre tus bosques
y permite que trastoque
tu sentir en primavera.
Atraviesa las fronteras,
ébano, oscura felina,
tu en el lecho me dominas
quebrantando mis sentidos
y al amanecer te pido,
el tris que a mi alma fascina.



DÉCIMA ALETRILLADA O DE PIE FORZADO: En este tipo de décima el décimo verso del primer párrafo debe ser igual al décimo del segundo y así sucesivamente.

Seguirás siendo el secreto
que habita en mi corazón,
aunque enciendes mi pasión
y enloquezco por completo;
juro que me comprometo
a callar, cuenta con eso,
pero sé que en el proceso
de mantenerme callado,
me siento aún más atado
a ese néctar de tus besos.
II
Es tarde, sí, eso lo entiendo,
más no me resignaré;
porque si ya te encontré
¿como he de seguir fingiendo?
Al mirarte voy sintiendo
que en tu pecho yo estoy preso,
en ese momento empiezo
a rememorar la noche,
que me diste con derroche
ese néctar de tus besos.
III
Este amor que me consume
quizás sea un imposible,
pero es también invencible,
es lo que mi alma presume;
pues tú en mi cuerpo te sumes
hasta llegar a mis huesos.
Yo no olvido el embeleso,
ni he de sacar de mi mente,
que me diste tiernamente
ese néctar de tus besos.
IV
No me pidas que te olvide,
guarda siempre ese pañuelo,
el es muestra del anhelo
que sólo pasión te pide.
Haz que este deseo arribe
y nos permita el acceso,
que por evitar tropiezos
como abeja he de volar,
para volver a libar
ese néctar de tus besos.



DÉCIMA ALETRILLADA DOBLE O DE DOBLE PIE FORZADO: Aquí se repiten los dos últimos versos en todas las décimas.

I
Las miradas se cruzaron
entre champán y martinis,
se agudizaron sus iris
y mis ojos se embriagaron,
con el dulzor que libaron
de esa mirada que exhorta;
a hacer el amor, no importa,
pensar en este temor,
con la noche a mi favor
y con el reloj en contra.

II
Mis labios se confundieron
con el sabor de los suyos,
la música fue el arrullo
y nuestras manos se unieron.
Los deseos coincidieron
pero ya el tiempo se agota,
este amor que se abarrota
puede estar en un error,
con la noche a mi favor
y con el reloj en contra.

IV
Mis dedos van recorriendo
aquel extenso universo:
cálido, venusto, terso,
que en su placer va temiendo,
esa razón que no entiendo
pues mi cerebro la aborta,
ahora el tiempo se acorta
y me mata el escozor,
con la noche a mi favor
y con el reloj en contra.

IV
Ese deseo irresistible
sólo es saciado en el lecho,
ya lo ves ahora es un hecho
que esta vida hizo posible.
El silencio es admisible
ante su mirada absorta,
mi despedida no importa,
es que estoy aunque hay amor:
con la noche a mi favor
y con el reloj en contra.



DÉCIMA ENCADENADA: La particularidad de esta es que el últilmo verso de la primera décima se repite en el primero de la segunda y así sucesivamente.
I
Digo que tus sentimientos
forman notas en un velo,
cual querubines del cielo
o un coro en el firmamento.
Tu sonrisa en un momento
va dibujando alegría,
derrochando simpatía,
haciendo olvidar mis penas
que en una noche serena,
se convierte en fantasía.
II
Se convierte en fantasía
el dolor, también el llanto,
porque al escuchar tu canto
con su linda melodía:
la noche se vuelve día
y la oscuridad la luz,
la vejez es juventud,
el odio en paz se convierte,
el movimiento en lo inerte
y la calma en inquietud.



DÉCIMA EN POESIA O GLOSA: Para esta décima primero se construye una cuarteta, luego la primera décima cuyo último verso es el primero de la cuarteta, el segundo pie termina con el segundo verso de la cuarteta y así hasta el cuarto.

Lucerito de alto cielo
préstame tu claridad,
para alumbrarle los pasos
a mi amada que se va.
(Trovo de la tradición oral)
I
Noche oscura y silenciosa
que por siempre me acompaña,
que con su rocío baña
una escena candorosa.
Noche que no es otra cosa
que un eterno negro velo,
a la que acudes en celo
con fulgurante destello,
con chispas de lo más bello,
lucerito de alto cielo.
II
Noche en la que no te miro
se convierte en la locura,
de adolecer tu dulzura
quedándome en un suspiro.
Noche en la que espero un giro
para mirar tu beldad
y en la plena oscuridad,
amarte como yo quiero
y decirle a mi lucero:
préstame tu claridad.

III
Noche que eres confidente
de mis vanas ilusiones,
conoces mis emociones
y mis sentires latentes.
Déjame tener mi frente
apoyada en su regazo,
como fue en aquel ocaso
en que a mí ella se acercara.
Pedí al sol no se ocultara
para alumbrarle los pasos.

IV
Noche que vas complacida,
noche tan pura y hermosa,
dulcísima, primorosa,
siempre has estado en vida.
Hoy déjame que te pida
un deseo nada más,
la luz de la inmensidad
que de estrellitas te bañe,
para que siempre acompañe
a mi amada que se va.




DÉCIMA EN TRILOGIA: Igual que la glosa, pero en lugar de una cuarteta se hace un terceto, por lo tanto se realizarán solo tres pies.



DÉCIMA DE RETRUQUE O DE RETRUECANOS: También llamado quintillo décima; está formado por retruécanos o versos que se repiten de atrás hacia delante o dicho de otra manera: son cinco versos octosílabos que se repiten de atrás hacia delante.



DÉCIMA EN ESPEJO: Esta décima tiene la particularidad que al leerse del décimo verso hacia el primero guarda el mismo sentido y rima.



_________________

LA DÉCIMA O ESPINELA Picmix28

"El amor es la razón del corazón"
sabra
sabra
Admin

Cantidad de envíos : 12254
Puntos : 74386
Fecha de inscripción : 30/05/2009

Volver arriba Ir abajo

LA DÉCIMA O ESPINELA Empty Re: LA DÉCIMA O ESPINELA

Mensaje por EURIDICE CANOVA Mar Ene 27, 2015 10:12 am

LA DÉCIMA O ESPINELA Fdd5ea30-4a87-445f-87d6-57a96a7b949f_zpsc3e88e33
EURIDICE CANOVA
EURIDICE CANOVA
Admin

Cantidad de envíos : 8042
Puntos : 67911
Fecha de inscripción : 09/06/2009

https://www.elamanecerdelapoesia.com

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.