EL AMANECER DE LA POESIA DE EURIDICE CANOVA Y SABRA
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

TRAGEDIA.

Ir abajo

TRAGEDIA. Empty TRAGEDIA.

Mensaje por Karla Benitez el Sáb Nov 29, 2014 10:02 pm



Pensamientos
Tragedia
de Jean-Jacques Rousseau



TRAGEDIA.


La impresión mas ventajosa de las mejores tragedias es la de reducir todos los deberes de la vida humana a algunas afecciones pasajeras, estériles y sin efecto; poco mas ó menos como sucede a esas personas urbanas que creen haber hecho un acto de caridad, diciendo a un pobre: Dios le ampare a vmd.

¿Por qué se enternece mas bien el corazón por los males fingidos que por los males verdaderos? ¿Por qué las imitaciones del teatro muchas veces nos arrancan mas lagrimas que las que nos haría verter la presencia misma de los objetos imitados? Porque las emociones que nos causan son sin mezcla de inquietud para nosotros: dando algunas lagrimas a estas ficciones, hemos satisfecho todos los deberes de la humanidad, en vez de que los infortunios reales en las personas exigirían de nosotros unos cuidados, unos

consuelos, unos trabajos que podrían asociarnos a sus pesares, que a lo menos costarían algo a nuestra indolencia, y de los que nos alegramos estar exentos. Con razón podría decirse que nuestro corazón se comprime de miedo de enternecerse a nuestra costa.
No siempre es necesario atender a la catastrofe para juzgar del efecto moral de una tragedia; pues, respecto a esto, esta lleno el objeto cuando uno se interesa por el desgraciado virtuoso mas que por el culpable feliz. Así como no hay persona alguna que no quisiese mejor ser Britanico que Nerón, convengo en que debe tenerse por buena la pieza que los presenta, aunque Britanico perezca en ella. Pero guiados por el mismo principio, ¿qué juicio formaremos de una tragedia en la que, aunque los criminales sean castigados, se nos presentan bajo un aspecto tan favorable, que todo el interés esta por ellos? ¿Una tragedia en que Catón, el mas grande de los humanos, hace el papel de un pedante; en que Cicerón, el salvador de la república, Cicerón, que de todos los que llevaron el nombre de Padres de la Patria fue el primero a quien se honró con él, y el solo que lo mereció, se nos muestra como un vil orador retórico, un cobarde; mientras que el infame Catalino, cubierto de crímenes que no se atrevería uno a nombrar, pronto a degollar a todos los magistrados, y a reducir la patria a cenizas, hace el papel de un grande hombre, y reúne por sus talentos, su firmeza y su valor, toda la estimación de los espectadores? Está bien que tuviese, si se quiere, un alma fuerte; ¿pero era por esto menos un malvado detestable, y se necesitaba dar a los crímenes de un salteador de caminos, un bandido, el colorido de las expediciones de un héroe? ¿A que, pues, se dirige la moral de una pieza semejante, sino a animar a los Catilinas, y a dar a los malvados diestros premio de la estimación pública, debido a las gentes honradas?
Oigo decir que la tragedia conduce a la piedad por el terror: sea así enhorabuena; pero ¿cuál es esa piedad? Una emoción pasajera y vana, que no dura más que la ilusión que la ha producido; un resto de sentimiento natural, muy pronto sofocado por las pasiones; una piedad estéril, que se alimenta de alguna lágrimas, y que jamás ha

producido ningún acto de humanidad. Así lloraba el sanguinario Sila al oír la relación de los males que él mismo no había hecho. Así se ocultaba el tirano Phera en el espectáculo, por miedo de que se le viese gemir con Andrómaca y Príamo, mientras que oía sin emoción los gritos de tantos desgraciados como se degollaban todos los días de su orden.


Karla Benitez
Karla Benitez

Cantidad de envíos : 2259
Puntos : 34454
Fecha de inscripción : 22/03/2013

Volver arriba Ir abajo

TRAGEDIA. Empty Re: TRAGEDIA.

Mensaje por Estrella el Miér Feb 18, 2015 12:14 am