EL ARTE GRIEGO. Contexto histórico

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

EL ARTE GRIEGO. Contexto histórico

Mensaje por sabra el Dom Nov 13, 2016 6:12 am

Contexto histórico del arte griego


Los pueblos situados en la zona oriental del Mediterráneo y de las islas del mar Egeo llegaron a constituir brillantes civilizaciones: la civilización cretense o minoica (2200-1400 a. C.) y la civilización micénica (1600-1200 a. C.). Su gran desarrollo cultural y artístico sirvió para la formación del arte griego, de ahí que a su cultura se le denomine prehelénica. La civilización griega ocupaba parte de los territorios de la península de los Balcanes, las islas del Egeo, la zona costera de Asia Menor y Creta. Su historia puede dividirse en: época arcaica (siglo VIII al 480 a. C.), época clásica (480-330 a. C.) y época helenística (330-siglo I a. C.).


El mar Egeo fue protagonista de un intenso tráfico comercial, con una importante ruta entre Creta y los litorales asiático y africano. Creta se erigió en centro de una gran civilización urbana, llamada también minoica. En los centros urbanos se han encontrado palacios en los que ejercía el poder un príncipe representativo de la clase rica de comerciantes armadores, de donde procede el nombre de talasocracia cretense. Después del 1400 a. C., la civilización cretense entró en declive y los cretenses quedaron expuestos a los afanes conquistadores y a la invasión de los griegos aqueos o micénicos.


Los griegos de Micenas eran pueblos indoeuropeos que se habían asentado en Grecia continental a comienzos del II milenio a. C. Los aqueos se establecieron sobre la población autóctona y crearon una sociedad militar que vivía de la agricultura, la artesanía, el comercio y la guerra. Exportaban lana y cerámica e importaban metales y objetos de lujo. Las clases dirigentes de las diferentes monarquías o reinos estaban formadas por reyes, grupos de funcionarios y jefes militares. La expansión micénica estuvo dirigida hacia el Mediterráneo occidental, hacia el norte de Europa y hacia las costas e islas del Mediterráneo oriental y el mar Egeo. La expansión comercial y marítima dio origen a las leyendas míticas de los viajes de Ulises y de los de Jasón y los argonautas. Las mismas causas desencadenaron la guerra de Troya narrada por Homero en la Ilíada y la Odisea. La civilización micénica llegó a su fin con la invasión de los dorios, el incendio de los palacios, el cambio climático, la disminución de las cosechas y los levantamientos campesinos.


La invasión de los dorios provocó un periodo de conflictos, migraciones de pueblos enteros y destrucción de ciudades. De este modo se inició en Grecia una época oscura que duró hasta el siglo VIII a. C., momento que da comienzo el periodo arcaico (siglos VIII al V a. C.) de la historia de Grecia. Las características físicas de Grecia, de relieve montañoso, impulsaron a los pueblos griegos hacia la expansión por el mar Mediterráneo para comerciar y guerrear. Otra de sus actividades fue la agricultura (cereales, vid y olivo), cuyos productos utilizaban para comerciar. La capacidad comercial de las ciudades griegas fue un factor decisivo en su expansión política y cultural por el Mediterráneo. Poco a poco se fue formando un verdadero imperio colonial helénico, aunque las relaciones de las nuevas ciudades con la península griega fueron simplemente comerciales y culturales. Durante la colonización, Grecia chocó con los imperios de Asia Menor, lo que originó las guerras médicas (siglo V a. C.) contra los persas. Los griegos obtuvieron la victoria gracias al poderío naval de la ciudad de Atenas. La organización política en la época arcaica estaba basada en las polis. Estas eran ciudades Estado gobernadas por una aristocracia de grandes propietarios. Este sistema de poder en manos de un grupo privilegiado se denomina oligarquía.


A partir del siglo V a. C. comienza la época clásica, en la que Atenas implanta la democracia, basada en la participación política de todos los ciudadanos. En la democracia ateniense los ciudadanos formaban parte de la Asamblea, en la que se decidían la paz, la guerra, los pactos y alianzas; se aprobaban leyes y nombramientos, por ejemplo. La participación democrática se negaba a esclavos, extranjeros y mujeres. La rivalidad entre Atenas y Esparta desencadenó las guerras del Peloponeso a finales del siglo IV a. C., en las que Grecia fue arrasada tras un extenuante conflicto y Atenas derrotada, perdiendo la hegemonía alcanzada en tiempos de Pericles.


En el periodo helenístico (siglos IV-I a. C.), el rey Filipo de Macedonia conquistó las polis griegas. Con su hijo, Alejandro Magno, se extendió la cultura griega por su enorme imperio, que llegaba hasta los límites del río Indo. Tras las numerosas conquistas de Alejandro, las ciudades griegas quedaron integradas en un vasto imperio, que muy pronto se fragmentó en reinos independientes, los llamados reinos helenísticos. Los generales que se repartieron el imperio de Alejandro impusieron formas de gobierno monárquicas.


Los griegos desarrollaron las principales ciencias, como la matemática, la astronomía, la física, la medicina, la biología, la geografía y la historia. En su búsqueda de explicaciones racionales a los enigmas de la existencia, basándose en la razón y la inteligencia, crearon la filosofía, el pensamiento racional. Los padres de la filosofía fueron Sócrates, Platón y Aristóteles. Para los griegos tuvo gran importancia la poesía, cuyo máximo representante fue Homero, con las obras mencionadas más arriba. Un capítulo esplendoroso de la cultura griega fue el arte, que sentó las bases de la sensibilidad artística occidental.

http://enclasedearte.wikispaces.com

_________________



"El amor es la razón del corazón"
avatar
sabra
Admin

Cantidad de envíos : 9717
Fecha de inscripción : 30/05/2009

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.