EL AMANECER DE LA POESIA DE EURIDICE CANOVA Y SABRA
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

Perfeccionamiento de la doctrina de Copérnico-Einstein

Ir abajo

Perfeccionamiento de la doctrina de Copérnico-Einstein Empty Perfeccionamiento de la doctrina de Copérnico-Einstein

Mensaje por HORIZONTES el Dom Jul 19, 2020 4:59 am

Perfeccionamiento de la doctrina de Copérnico.

Las trayectorias circulares de Copérnico pronto fueron insuficientes para dar cuenta de las observaciones; manifiestamente eran las verdaderas trayectorias en esencia más complicadas. Para el valor de la nueva concepción del universo, era decisivo el saber si sería necesario volver a las artificiosas construcciones, como los epiciclos del sistema ptolemaico, o si el mejoramiento del cálculo de las trayectorias podría hacerse sin complicaciones.

El mérito inmortal de Keplero (1618) es haber descubierto las leyes sencillas y transparentes de las trayectorias planetarias, salvando así el sistema copernicano de una crisis grave. Las trayectorias no son círculos alrededor del Sol, sino curvas afines al circulo, a saber: elipses, en uno de cuyos focos está el Sol. Y así como esta ley regula la forma de las trayectorias por sencillísima manera, así determinan las otras dos leyes de Keplero la magnitud de las trayectorias y las velocidades con que son recorridas.

Galileo (1610), contemporáneo de Keplero, dirigió hacia el cielo el telescopio, recién inventado, y descubrió los satélites de Júpiter; en ellos reconoció una reducida copia del sistema planetario, viendo las ideas de Copérnico cual realidades ópticas. Pero el gran mérito científico de Galileo es el desarrollo de los principios de la mecánica, cuya aplicación a las trayectorias de los planetas, hecha luego por Newton (1687), fué el coronamiento del sistema copernicano.

Los círculos de Copérnico y las elipses de Keplero son lo que la ciencia actual llama una exposición cinemática o foronómica de las trayectorias, esto es, una fórmula matemática de los movimientos, sin indicar las causas y conexiones que producen justamente esos movimientos. La concepción causal de las leyes del movimiento es el contenido de la dinámica o cinética, fundada por Galileo. Newton ha aplicado esta teoría a los movimientos de los cuerpos celestes, y, por medio de una genial interpretación de las leyes de Keplero, ha introducido el concepto de causa, como fuerza mecánica, en la astronomía.

La ley newtoniana de la atracción o gravitación universal demostró su superioridad sobre las viejas teorías, explicando todas las desviaciones de las leyes de Keplero, las anomalías o perturbaciones de las trayectorias, que habían sido descubiertas, entre tanto, por el arte, cada vez más refinado, de la observación.

Esta concepción dinámica de los procesos de movimiento en el espacio cósmico hizo necesaria una acepción más precisa y aguda de las suposiciones acerca del espacio y el tiempo. Newton es el primero que formula explícitamente esos axiomas; por lo cual puede llamarse teoría newtoniana del espacio y del tiempo a las proposiciones que han venido valiendo hasta Einstein. Para su inteligencia, es indispensable ver claramente los conceptos fundamentales de la mecánica, y ello desde un punto de vista que, por lo general, descuidan los libros elementales. Ese punto de vista pone en primer plano la cuestión de la relatividad. Vamos, pues, ante todo, a explicar los más sencillos hechos, definiciones y leyes de la mecánica.

Albert Einstein
De su libro Teoría de la relatividad
GEOMETRIA Y COSMOLOGIA
HORIZONTES
HORIZONTES

Cantidad de envíos : 553
Puntos : 21903
Fecha de inscripción : 24/03/2015

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.