EL AMANECER DE LA POESIA DE EURIDICE CANOVA Y SABRA
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

EL ALTAR-Capítulo II - Obsesión religiosa

2 participantes

Ir abajo

EL ALTAR-Capítulo II - Obsesión religiosa Empty EL ALTAR-Capítulo II - Obsesión religiosa

Mensaje por Marcela Noemí Silva Sáb Dic 24, 2011 12:20 am


EL ALTAR

CAPÍTULO II-OBSESIÓN RELIGIOSA

Desde que José la abandonó comenzó su obsesión religiosa. Construyó un altar en el dormitorio que compartían. Trasladó los muebles al living y clausuró el resto de las habitaciones del departamento.  
Se dedicó a decorar el altar a su gusto. Nunca faltaban  las  ofrendas naturales que les obsequiaba  a sus pequeños arcángeles,  como  a ella le gustaba denominar a todos sus santos protectores.

Todas las ofrendas estaban alineadas en una gran bandeja de plata. Los cirios  y los candelabros  eran  parte de la ornamentación del altar, así como un platito con bordes dorados  con  una cruz de ceniza. Sobre una mesa pequeña  de roble  y en dirección a la salida del sol, estaba apoyado  un perro negro de porcelana que según ella era el guardián de la suerte.  

A Mariela le gustaba mucho las flores, razón por la cual  había hecho un curso de arreglos florales para embellecer aún más el lugar. Un camino  de  pétalos,  la conducía  desde el umbral del living hacia el lugar sagrado de oración. Todo su departamento estaba iluminado con las infaltables velas aromáticas y de fondo se escuchaba música religiosa.

Durante el día  se refugiaba  en el altar donde se sentía más segura. De noche salia en la búsqueda de nuevas ofrendas, caminaba por horas hasta que veía el amanecer y regresaba  agotada a su  departamento.

El único nexo social era su psiquiatra. Él  le decía que era peligroso caminar en la oscuridad, que lo más lógico era caminar a plena luz del día  entre la muchedumbre para sentirse más protegida. Le aconsejaba ir a  lugares públicos para sociabilizarse.
El relacionarse con otros era una forma menos penosa de sobrellevar el dolor latente por  la muerte de su padre.
Hasta le propuso internarla unos meses en su clínica privada para estudiar con mejor precisión su insomnio.

Mariela  alegaba que sus caminatas nocturnas eran parte de su duelo. El dispersarse en la oscuridad  le creaba sensación de confianza y seguridad. Amaba la soledad y si era en libertad  mucho mejor. En cuanto a lo de la clínica del sueño, no era mala idea pero le dijo a su psiquiatra que lo pensaría.

Como todas las noches había seguido su rutina de siempre. Caminó cruzando la avenida, atravesó la arboleda en dirección hacia el parque en busca de  flores frescas  y sus sagradas  ofrendas. Después de una hora de caminata decidió regresar a su casa.

Para acortar camino se internó por un paraje de ripio paralelo  a la arboleda. Sin saber porque la invadió el temor.
Su intuición  le decía que no estaba sola. Otros pasos detrás de ella confirmaban su estado de alerta. Sabía que estaba en peligro.



© Copyright
Marcela Noemí Silva ®
Todos los derechos de autor  reservados.


Marcela Noemí Silva
Marcela Noemí Silva
Admin

Cantidad de envíos : 2609
Puntos : 52597
Fecha de inscripción : 26/06/2009

Volver arriba Ir abajo

EL ALTAR-Capítulo II - Obsesión religiosa Empty Re: EL ALTAR-Capítulo II - Obsesión religiosa

Mensaje por sabra Miér Jul 17, 2013 6:10 am

EL ALTAR-Capítulo II - Obsesión religiosa EUREDER
sabra
sabra
Admin

Cantidad de envíos : 12799
Puntos : 78341
Fecha de inscripción : 30/05/2009

Volver arriba Ir abajo

EL ALTAR-Capítulo II - Obsesión religiosa Empty Re: EL ALTAR-Capítulo II - Obsesión religiosa

Mensaje por sabra Dom Oct 13, 2013 6:34 pm