EL AMANECER DE LA POESIA DE EURIDICE CANOVA Y SABRA
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

Soneto XXXV de William Shakespeare

Ir abajo

Soneto XXXV de William Shakespeare Empty Soneto XXXV de William Shakespeare

Mensaje por Marcela Noemí Silva Jue Abr 07, 2022 4:19 pm

No te lamentes tanto por lo que ya hiciste:
la rosa tiene espinas; fuente argentina, lama,
ofuscan a la luna y al sol nubes y eclipses,
y el gusano inmundo en tierna flor se encama.

Todos los hombres yerran, y yo hago lo mismo
al disculpar tu agravio con varia analogía,
y me corrompo entonces, paliando tu delito,
y excuso tu pecado más de lo que debía.

A tu sensual descuido le busco un sentido,
—tu acusador ahora se vuelve tu abogado—,
y lícito litigio contra mí mismo inicio.
Combate tanto odio y amor en mi estado

que cómplice me hago, por fuerza inevitable,
de quien a mí me roba, cordial e implacable.
Marcela Noemí Silva
Marcela Noemí Silva
Admin

Cantidad de envíos : 2749
Puntos : 54175
Fecha de inscripción : 26/06/2009

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.