EL CUMPLEAÑOS DEL REY

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

EL CUMPLEAÑOS DEL REY

Mensaje por Luxor el Jue Jul 11, 2013 7:04 pm


EL CUMPLEAÑOS DEL REY


Hacía ya mucho tiempo que la princesa Juliana, su hija, estaba planeando una
fiesta de cumpleaños para su padre, con la esperanza de arrancarle al menos
una pequeña mueca de felicidad. Todos en palacio colaboraban con ella y
habían llegado visitantes de todas partes para presenciar el festejo.

Juliana tenía muchas esperanzas de que los bufones que había contratado,
venidos desde tierras exóticas, lograran hacer reír a su padre y por eso fue a
recibirlos personalmente y los alojó en las habitaciones más lujosas del palacio.

Pero no sólo en la fiesta quedaron los preparativos, la princesa había
preparado un regalo muy especial para el rey, un rosal perfecto, que ella misma
había cultivado. No era un rosal común, sino un rosal pequeñito que tenía las
más hermosas rosas rojas que jamás se hubiesen visto. Y se lo daría justo
después de la actuación de los bufones.

Finalmente llegó el gran momento y la fiesta comenzó. El rey se ubicó en la
cabecera de la mesa, como corresponde y la reina y la princesa, a los lados,
seguidas por la larga fila de invitados reales.

Las mesas estaban repletas de toda clase de manjares que los invitados
saboreaban en medio de risas y conversaciones animadas. Todos, menos
el rey, que mantenía su cara impávida, mientras degustaba su comida y
observaba el panorama.

Las actuaciones comenzaron. Adiestradores de monos, bailarinas, acróbatas
y actores, todos desplegaban sus mejores actuaciones para deleite de los
presentes que aplaudían y reían frenéticamente. Todos, menos el rey.

Cuando ya era muy tarde y los invitados estaban comenzando a perder las
esperanzas de ver al monarca reír, llegaron los bufones con su acto. Fue algo
increíble, los invitados se revolcaban por el piso de la risa. Era muy justa su
fama legendaria. Todos, menos el rey. Quién se mantenía sentado en su trono,
con la cara inexpresiva, pero siguiendo atentamente la función.

Las cosas no habían salido exactamente igual que lo planeado, pero la
princesita ya estaba acostumbrada y resignada fue a entregar su regalo al rey.

- Querido padre. Has sido un buen padre y un buen rey toda tu vida y
por eso quise darte un regalo especial, este rosal que yo misma he
cultivado. Disfrútalo.

- Estoy muy agradecido hija mía. Tú también has sido una buena hija y
una buena princesa durante toda tu vida. Me hará muy feliz el tener este
pequeño rosal en mis aposentos.

Dicho esto, el rey acercó su mano para contemplar mejor una de las rosas más
hermosas y aspirar su perfume. Pero cuando lo hizo, una de las filosas espinas
pinchó su nariz. El pinchazo fue tan grave que le hizo sangrar la nariz.

Todos los presentes quedaron petrificados esperando la reacción del rey que
se veía tan sorprendido como ellos. El silencio era muy espeso en el salón de
palacio y nadie se atrevía siquiera a respirar.

Pasados unos segundos que parecieron eternos, la reacción del rey llegó.
Y para sorpresa de todos los presentes, el rey comenzó a reír con fuerza al
ver la gotita de sangre en la punta de su nariz. Rió y rió sin parar durante
varios minutos y su risa era tan melodiosa que los invitados se contagiaron y
comenzaron a reírse intensamente durante un laaargo rato.

Y ese fue el fin de la cara seria del rey, que desde entonces se convirtió en el
gobernante más alegre que haya existido, haciendo muy felices a su familia y a
sus súbditos.

Autora: Andrea Sorchantes

avatar
Luxor
Poeta especial
Poeta especial

Cantidad de envíos : 830
Fecha de inscripción : 14/10/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: EL CUMPLEAÑOS DEL REY

Mensaje por Roana Varela el Mar Jul 16, 2013 2:01 am

avatar
Roana Varela
Moderadora
Moderadora

Cantidad de envíos : 2932
Fecha de inscripción : 25/10/2012

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.