EL AMANECER DE LA POESIA DE EURIDICE CANOVA Y SABRA
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

Gilgamesh-Tablilla I por Federico L. Peinado

2 participantes

Ir abajo

Gilgamesh-Tablilla I por Federico L. Peinado Empty Gilgamesh-Tablilla I por Federico L. Peinado

Mensaje por Marcela Noemí Silva Miér Ene 04, 2012 12:57 pm




El poema de Gilgamesh, estructura del poema extracto de libro de Federico Lara Peinado

Primera tablilla.El poema de Gilgamesh,Federico Lara Peinado

Tras un corto preámbulo, que viene a equivaler a una introducción, y en el que se realiza con pequeños toques una descripción de Gilgamesh, rey de Uruk, «dos tercios dios y un tercio hombre», el Poema comienza con las quejas de las gentes de dicha ciudad por la tiranía que sobre ella ejercía el rey.

Estos lamentos son recogidos por Anu, el cual se dirige a la diosa Aruru, que había creado a Gilgamesh, instándola a formar un ser parecido (un doble) para que le hiciera frente y así hubiese paz entre las familias de Uruk.

Aruru crea, a partir de la arcilla, que amasa y moldea en la estepa, un salvaje, Enkidu, que vive con los animales y que iguala en fuerza a Gilgamesh.

Este hombre salvaje protegía a los animales y no permitía a los cazadores preparar sus trampas contra ellos. Un día Enkidu destruye las trampas de un cazador, el cual se queja a su padre y más tarde al propio Gilgamesh.

Al enterarse el rey de Uruk de la existencia de aquel ser salvaje ordenó que le fuera enviada una hieródula a fin de que le hiciera experimentar unos placeres todavía no conocidos por Enkidu y de esta manera, su-jeto a las artes amatorias de aquella mujer, hacerle venir a Uruk.

Cuando Enkidu, que había ido a beber junto con los animales a una de las fuentes, vio a la hieródula de inmediato quedó prendado de ella y derrotado por la lujuria se unió a la mujer.

En el momento en que Enkidu quiso volver otra vez con sus animales, éstos huyeron de él. La hieródula le explicó que en su cuerpo y alma se habían operado un profundo cambio; le habló también de la existencia, poder y gloria de Gilgamesh, proponiéndole probar sus fuerzas con las del rey de Uruk.

Enkidu acepta la proposición y decide marchar al encuentro de Gilgamesh. Este, por otro lado, queda prevenido de esta circunstancia gracias a dos sueños que le son interpretados por su propia madre, la diosa Ninsun. Ambos sueños representaban a Enkidu, el salvaje, que estaba destinado a no ser su rival sino su amigo.
Marcela Noemí Silva
Marcela Noemí Silva
Admin

Cantidad de envíos : 2610
Puntos : 51728
Fecha de inscripción : 26/06/2009

Volver arriba Ir abajo

Gilgamesh-Tablilla I por Federico L. Peinado Empty Re: Gilgamesh-Tablilla I por Federico L. Peinado

Mensaje por MISTERIOSA Mar Jun 23, 2015 11:57 am